sábado, 30 de marzo de 2013


No nacido

 

      En una noche fría de invierno, sentado frente a la ventana viendo la copiosa lluvia caer he recordado las muchas cosas que me han pasado y que las puedo resumir diciendo:

Soy no nacido mi caballo y yo

Cuál fue mi mejor amigo

le dispare a quien vi

y maté a quien no vi

Cuál mató a uno

y tres mataron a Cuál

comí carne bendita

hecha con letra sagrada

pobre fui y ahora noble soy.

      Amaneció en aquel pueblo olvidado por Dios, allá donde el viento se devuelve y en una casucha que casi se caía a pedazos, sin puertas, ni ventanas que detuvieran aquellos remolinos de viento que a veces se formaban al mediodía, una madre gritaba desesperada, las vecinas corrían hacía todos lados nerviosas, sin rumbo, como una manada de perdices cuando alzan raudo vuelo si algo las asusta.

      De pronto la comadrona dijo: Se muere la pobre Susanita y aún no ha parido, puso en la boca de la madre moribunda un pedazo de palosanto para que lo mordiera, mientras ella con un cuchillo abría el vientre de Susanita para sacarme a mí. Por eso soy no nacido.

      Crecí en esa vieja casa pasando muchas penurias, hambre, soledad y sobre todo mucha tristeza, Doña Isabel que Dios tenga en su santa gloría se encargó de mí desde el día que nací, jamás podré pagarle tanto cariño y tanta bondad, ojalá que Dios se lo tenga en cuenta.

      Un día cuando la tarde moría y sobre las montañas se podía divisar el cielo de los araguatos, mi vecino Don Anselmo, me regaló una hermosa yegua: era blanca como la nieve, rápida como el viento y con un paso casi marcial, fue el primer regalo que persona alguna me hubiera dado, pero de repente mi corcel cayó enferma, corrí y corrí desesperadamente con lágrimas en mis ojos y le avisé a mi vecino quien de inmediato vino y al verla me dijo: tu yegua está preñada y no puede parir, tendré que sacrificarla y sacarle rápidamente la cría. Mi caballito fue no nacido.

      Pasaron los años y un día decidí ir de cacería con mi mejor amigo, mi perro fiel “Cuál” ¡así lo llamé! porque muchas veces me pregunté a mi mismo ¿ Y cuál nombre le pongo, ¿ cuál? pero ¿cuál ? y así se quedó. “Cuál”.

      Caminé y caminé adentrándome cada vez más en la montaña y de repente a lo lejos divisé un venado grandísimo, estaba echado debajo de un caña fístula muy frondoso protegiéndose del sol inclemente de esa tarde de verano, me le acerqué cuidadosamente, le apunté con mi escopeta morocha, lo medí de arriba abajo y ¡pum!, resonó ese cañonazo, los loros y los pericos se alborotaron; corrí rápidamente a buscar mi trofeo y cual sería mi sorpresa. Le disparé a quien vi y maté a quien no vi. Un pobre cazador que aspiraba la misma presa que yo fue objeto de mi certero disparo.

      De pronto vi a Cuál saltando sobre los arbustos y ramas caídas, iba en persecución de una nueva presa, me apresuré para darle alcance, pero cuando lo logré, era demasiado tarde, lo que Cuál perseguía era un conejo intoxicado con vallas venenosas. Cuál mató a uno; como yo a aquel desdichado cazador.

      Tres zamuros se apiñaron sobre el cadáver del conejo contaminado y murieron a causa del veneno mortal de las vallas del campo.

      De pronto vi a Cuál tambaleándose de un lado a otro sin rumbo fijo… Cuál en mi ausencia había jugado con los tres zamuros moribundos, mordiéndolos y murió también… Tres mataron a Cuál.

      Sepulté los restos de mi mejor amigo Cuál y de mis ojos brotaron amargas lágrimas de dolor, había perdido a mi más querido compañero, a mi guardián inseparable, a mi única compañía.

      Me retiré de aquel lugar de dolor y decidí volver a casa con los ojos aguados como los morrocoyes cuando comen jobo.

      Cuando iba por el camino me encontré un viejo monasterio llamé a la puerta y nadie abrió, decidí entrar a pedir un poco de comida y sobre la mesa encontré un pedazo de carne la tomé y me alejé de aquel lugar, pasado un rato llegó la noche y decidí descansar para continuar al siguiente día mi jornada, quise hacer una fogata pero la leña verde no encendía por lo que tuve que prender el fuego con una biblia que había encontrado también sobre la mesa de aquel monasterio y allí cociné la carne. Comí carne bendita hecha con letra sagrada.

      Al día siguiente me despertaron unos gritos desesperados llenos de dolor, fui rápidamente al lugar de donde provenían y encontré a una linda princesa de nombre Beatriz, quien se encontraba herida en el suelo, al parecer su caballo le había arrojado al suave pasto, tras haberle asustado una enorme serpiente de cascabel que cruzaba el camino, le ayudé a ponerse de pie y le conduje a su castillo donde su padre el rey en agradecimiento a mi buena acción me nombró príncipe y viví allí feliz para siempre. Pobre fui y ahora noble soy…

 

domingo, 14 de octubre de 2012


LAS LEYES DEL JEFE

Artículo 1       El jefe tiene la razón.

Artículo 2       El jefe siempre tiene la razón.

Artículo 3       … y si no la tiene se aplican los artículos 1 y 2.

Artículo 4  El jefe no duerme, descansa.

Artículo 5  El jefe no come, se nutre.

Artículo 6  El jefe no bebe, degusta.

Artículo 7  El jefe nunca llega tarde, le retienen.

Artículo 8  El jefe nunca abandona el trabajo, es requerida su

  presencia en otro lado.

Artículo 9  El jefe nunca lee el periódico durante el trabajo, se informa.

Artículo 10  El jefe no mantiene relaciones con su secretaria…

  la educa.

Artículo 11  Se entra en el despacho del jefe con ideas propias, se sale

  con “sus” ideas.

Artículo 12  Nunca se critica al jefe, menos si se perciben primas.

Artículo 13  El jefe piensa por todos.

Artículo 14  El jefe es el jefe aunque esté en … ?

 

martes, 4 de septiembre de 2012

La gente siempre criticará

EN CIERTA OPORTUNIDAD IBAN POR UN CAMINO UN VIEJITO Y UN NIÑO, ESTE IBA MONTADO EN UN BURRITO, LA GENTE QUE PASABA DECIA " QUE NIÑO TAN CRUEL EL POBRE VIEJITO CAMINANDO Y EL VA COMO UN REY MONTADO EN EL BURRO". EL VIEJO AL ESCUCHAR ESTO BAJO AL NIÑO DEL BURRO Y SE MONTO ÉL. ENTONCES LA GENTE DECIA " QUE VIEJO TAN MISERABLE LLEVA AL POBRE NIÑO CAMINANDO". EL ANCIANO Y EL NIÑO SE MONTARON LOS DOS EN EL BURRO Y LA GENTE DECÍA: “ QUE INHUMANOS, VAN A REVENTAR A ESE POBRECITO ANIMAL.” AL OIR ESTO LOS DOS SE BAJARON DEL BURRO Y CONTINUARON A PIE Y ENTONCES LA GENTE DECÍA: “ QUE PAR DE TONTOS CON UN BURRO Y LOS DOS VAN CAMINANDO”

viernes, 5 de agosto de 2011

La Princesita del prendedor

Este era un rey que tenía un palacio de diamantes, una tienda hecha de día y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita, un gran manto de tisú, y una gentil princesita, tan bonita, Margarita, tan bonita, como tú.
Una tarde, la princesa vio una estrella aparecer; la princesa era traviesa y la quiso ir a coger.
La quería para hacerla decorar un prendedor, con un verso y una perla y una pluma y una flor.
Las princesas primorosas se parecen mucho a ti: cortan lirios, cortan rosas, cortan astros. Son así.
Pues se fue la niña bella, bajo el cielo y sobre el mar, a cortar la blanca estrella que la hacía suspirar.
Y siguió camino arriba, por la luna y más allá; más lo malo es que ella iba sin permiso de papá.
Cuando estuvo ya de vuelta de los parques del Señor, se miraba toda envuelta en un dulce resplandor.
Y el rey dijo: «¿Qué te has hecho? te he buscado y no te hallé; y ¿qué tienes en el pecho que encendido se te ve?».
La princesa no mentía. Y así, dijo la verdad: —«Fui a cortar la estrella mía a la azul inmensidad».
Y el rey clama: «¿No te he dicho que el azul no hay que cortar?. ¡Qué locura!, ¡Qué capricho!   El Señor se va a enojar».
Y ella dice: —«No hubo intento; yo me fui no sé por qué. Por las olas por el viento fui a la estrella y la corté».
Y el papá dice enojado: —«Un castigo has de tener: vuelve al cielo y lo robado vas ahora a devolver».
La princesa se entristece por su dulce flor de luz, cuando entonces aparece sonriendo el Buen Jesús.
Y así dice: —«En mis campiñas esa rosa le ofrecí; son mis flores de las niñas que al soñar piensan en mí».
Viste el rey pompas brillantes, y luego hace desfilar cuatrocientos elefantes a la orilla de la mar.
La princesita está bella, pues ya tiene el prendedor en que lucen, con la estrella, verso, perla, pluma y flor.

Mensaje para un amigo(a)


Si un día te sientes con ganas de llorar...llámame.
no te prometo que te haré reír.
Pero puedo llorar contigo.
Si algún día quieres salir corriendo y largarte
no sientas temor en llamarme.
Te prometo no pedirte que te detengas,
pero puedo irme contigo.
Si algún día no deseas escuchar a nadie,
llámame y te prometo quedarme a tu lado muy quieto.
Pero si un día tú llamas y no hay respuesta,
ven rápido a verme quizás yo necesite de ti.

jueves, 14 de julio de 2011

YO SOY EL ABUELO MIO

Tengo un hijo que es mi tío
Porque hermano es de mi padre
Siendo mi esposa su madre
Yo soy el abuelo mió
 
Por mi mala suerte un día
me casé con una viuda
que para entonces sin duda
esta una hija tenia
como mi padre quería
formar parte en este lió
se casó por un desvió
con la hija de mi esposa
por cuya razón forzosa
Tengo un hijo que es mi tío


Siendo mi hija es sabido
la hija de mi mujer
naturalmente he de ser
yo el hijo de su marido
este es mi padre querido
Y mi mujer es su madre
Aunque en mi pecho taladre
Este es mi hijo inocente
Y mi tío naturalmente
Porque hermano es de mi padre.

Delira mi mente inquieta
al pensar porque razón
vino a formar esa unión
mi padre con una nieta
el enredo se interpreta
aunque la razón no cuadre
el hecho de que mi padre
es esposo de mi hija
esta es una prueba fija
siendo mi mujer su madre

Este es un caso horroroso
Mi hija nieta de mi padre
Que por razón es mi madre
Porque mi padre es su esposo
Y yo su hijo forzoso
De mi padre este sombrío
Y fuera de mi el albedrío
Mi pensamiento es prolijo
Pues si mi padre es mi hijo
Yo soy el abuelo mió

lunes, 9 de mayo de 2011

EL CODIGO DEL ESTUDIANTE

" Perdidos en el espacio " : Pasar a exponer
" Cita con la muerte " : Un interrogatorio
" Solo tres palabras " : Tiene cero uno
" Misión Imposible " : Aprobar el año
" La hora cero " : La entrega de boletines
" Los intocables " : Los libros
" Hay que oir a los niños " : El salón de 1º año
" Su nombre es el peligro " : El boletín
" Apocalipsis " : Prueba solpresa de matemática
" La última esperanza " : El tercer lapso
" Desaparecidos en acción " : Los retirados
" Contacto en china " : Preguntando en el examen
" La fuente del deseo " : Que no venga el profesor
" Superman " : El que no lleva materias a revisión
" Conan El Barbaro " : El que lleva las materias con 19 y 20
" La mosca " : Un nerd en el laboratorio de química
" Con el corazón en la mano" : Me encontraron la chuleta 
" Duro de matar" : El que raspa 10 materias y logra pasar el año
" Terminator " : El profesor de ...
" Los 4 jinetes del apocalipsis " : Matemática, Física, Química y Biología